11 de noviembre (Mercurio retrógrado en conjunción al Sol en Escorpio)

 

Lo que pasa cuando Mercurio se va de vacaciones es un clásico en las empresas (y Sol, Saturno & Júpiter Construcciones y Contratas, no deja de ser una empresa como otra cualquiera) Cuando un jefe se ausenta periodos largos de la oficina, su equipo inconscientemente se relaja, y en ciertas tareas pesadas, no pone la misma atención que cuando está bajo tensión.

Eso es, más o menos, lo que está sucediendo con el departamento de Mercurio en estos días, y es muy parecido también a lo que me ha estado ocurriendo a mí; y no porque me lleve mal con él, sino porque a veces, o me crispa con sus exigencias, o sin quererlo, me agota. Lo quiere todo perfecto, calculado al milímetro, y por supuesto lo quiere para “ya”. Así que en eso estaba yo, soltando presión, calculando que queda casi una quincena antes de que vuelva para el cierre del año, y nos vuelva un poco locos… otra vez.
Pero me equivocaba, ya lo sabéis, ¿no? Aunque fugazmente, Mercurio ha vuelto esta mañana, a presidir un evento corporativo organizado por Escorpio, y ya de paso para reunirse con el Sr. Sol (presidente de la compañía) y comenzar la evaluación y reparto de “bonus” de la plantilla, incluyéndome a mí.

Os estaréis preguntando: ¿Por qué Mercurio, pudiendo hacerlo con cualquier otro directivo de la empresa? Y es que no deja de ser la mano derecha del presidente. Al manejar las comunicaciones del personal, está al tanto de todas sus actividades, la implicación… y hasta de sus quejas; por eso nunca se aprueba una evaluación anual sin hablar antes con él.

En cuanto a mi reunión de seguimiento, la he tenido esta misma tarde, aunque… no me han evaluado aún.

Por lo que me han explicado, es responsabilidad mía poner por escrito mis logros del último año, los recursos y habilidades nuevas con las que cuento a día de hoy, y mi planificación para el próximo año.

– Qué complicado. No se hacen idea de lo que me están pidiendo, precisamente a mí.

– Sí, claro que la tenemos… Tu evaluación en realidad ya está hecha: se trata de que seas tú la que asuma lo que nosotros ya sabemos.

– ¿Qué me falta un montón por aprender?

– En absoluto. Más bien al contrario: has aprendido cosas de las que ni siquiera te has percatado. Y tienes más valor y recursos de los que tú crees; claro que te faltan cosas por aprender; pero eso precisamente es tu bonus de 2020.
Eso, y que puedas valorarte y disfrutar tanto como nosotros de tu energía creativa. Así que cuéntanos:

¿Qué necesitas? ¿Qué quieres retomar o avanzar? ¿Y aprender?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s