29 de octubre. Marte, Mercurio y Venus en Escorpio.

Ya sabéis todos que Mercurio se va de vacaciones, pero… ¿queréis oir un cotilleo?

Muchos habréis oído del clásico rumor de que Venus y Marte son amantes. Es una historia antigua, que circula por la oficina desde el principio de los tiempos; y es que, por mucho que lo nieguen, su amistad es tan estrecha que a cualquiera se le ha pasado la idea por la cabeza. Para empezar, porque son íntimos desde casi el Pleistoceno (como será, que aparecieron de la mano en mi bautizo y de eso hace ya unos cuantos años…) Y también porque cualquiera que los viera juntos apreciaría un claro caso de “tensión sexual no resuelta”; vamos, que si a Venus, tan dulce ella, le da por ponerle ojitos, a Marte, a pesar de lo enérgico y brusco que es a veces, se le ablanda la voluntad y es incapaz de negarle nada: se limita a mirarla con cara de “quien te pillara”, mientras Venus, entretanto, hace y deshace a su santa voluntad; en cambio, de cuando en cuando, les por tener el día raro, y aunque nadie se lo explique, pasa justo al contrario: Marte se pone huraño, y como a Libra le fastidian tanto las faltas de tacto, le pone morro y pegas a todo en plan caprichoso, hasta que uno de los dos saca de quicio al otro, y termina el día convertido en un “Sindiós” (aunque esto, porfa, no se lo digáis a ellos, porque estarán de acuerdo en negarlo absolutamente todo, y acusarme de inventar).


¡Pero bueno! Con toda esta cháchara casi me olvido de lo que iba a contar…


Esta mañana, con Marte en casa, y Mercurio empaquetando sus cosas (no se marcha hasta el viernes) apareció, con su mejor sonrisa puesta… nada menos que Venus.
Claro que suponéis que ella estaba allí por Marte; y bien pudiera ser así, pero “casualmente” el que se marcha no es Marte, sino Mercurio.


Así que ahí va el chismorreo: ¿Nunca habéis pensado que Mercurio y Venus tienen lo que se suele decir… “buen rollito”? Igual que con Marte, no lo podríamos jurar, pero entre Mercurio que dicen que es todo un ligón y Venus tan aficionada a coquetear…


Es una historia de la que nadie esperaría nada serio; que empatía sí tienen, vamos, pero a Venus le pega más Marte, así que sería un poco irreal. Yo me inclino a pensar que Venus tiene a Mercurio en la “Friend zone”, y así estaba hoy tan risueña (y Marte tan nervioso, echando chispas)…

PD: No sé yo si será cierta, pero ¿a que es buena la historia? En cuanto me entere de más, os lo digo: pero conste que si alguien os pregunta, nada de esto ha salido de mí…

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s