12 de octubre (entrada de Marte y Venus en Escorpio)

– ¿Qué tal estás? Encantada de conocerte al fin. Me alegra que estés de vuelta!! (mi nueva asistente me espera sentada al fondo de la cafetería).

– Encantada, Escorpio. Yo también tenía ganas de verte. Ya me han dicho que vamos a trabajar juntas… Eres de Marketing, ¿no?

– Pues… ¿Marketing? Madre mía, que va! Soy Directora de Comunicación y Relaciones Institucionales; que ya sé que en esta empresa, con tanto cargo, se confunden muy a menudo… pero Marketing, el departamento de Piscis, se dedica más bien a proyectos rápidos y por regla general bastante superficiales (que ya se sabe cómo son de fantasiosos esos chicos: diseñando son fantásticos, pero unas veces los diseños se acometen y otras son tan irreales, que por desgracia, acaban en “pudo ser maravilloso, pero no” jeje. Lo que hace mi departamento es mucho más profundo. Para empezar, porque son planes a largo plazo, y también porque no todos se orientan al exterior; planteamos incluso cambios estructurales, que pueden afectar a la esencia y al funcionamiento mismo, de toda la organización.
Tampoco te voy a engañar: no por estudiar los proyectos se acometen siempre; en este departamento no nos gusta nada tener que dejar las cosas a medias, así que primero estudiamos lo que nos propongan, y luego decidimos si deben realizarse o no. Eso sí: siempre que se decida que son viables, se van a finalizar, haya obstáculos, o no.

– Pues sí que tiene razón Marte (y también Plutón, porque la sugerencia viene de él, al parecer) en que vas a resultar de gran ayuda: porque la verdad es que me cuesta horrores escoger…

– Para eso estoy, para ayudarte. Tengo orden de analizar los planes que tienes para tu casa; y “ayudarte” a quitar lo que venga de tu horror al conflicto, nostalgia y apegos, porque te pueden retrasar. Lo que no sea tuyo, sino creencias o costumbre familiar, se va a eliminar.

– Suena bien, pero esto de quitar, como que…

– Pues de eso se trata, querida… hay cosas que son una molestia y no aportan nada, pero las toleras porque es mejor que cambiar. Para eso he venido, para ser el poli malo: y no te sientas culpable, que te va a gustar al final, ya verás.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s