10 de octubre (Sol y Marte en Libra. Mercurio y Venus en Escorpio)

Llevo desde anoche con esa sensación extraña, la de volver de un viaje para descubrir que la realidad entera ha cambiado en mi ausencia; y seguro que muchos pensaréis que la explicación es sencilla, que en realidad soy yo la que he cambiado estos días; pero juraría que hay algo más, acaso más sutil, pero a la vez, más profundo…
Para empezar, las paredes no son del mismo color que cuando me marché; y puede que mis ojos hagan a veces extrañas cabriolas o no enfoquen como es debido, pero en cuestión de matices soy una experta, doy fe. Por si con esto no fuera suficiente, resulta que la mitad del personal ha desaparecido: ni rastro de Venus (al parecer trasladada urgentemente a otro proyecto) ni de Mercurio, que según me cuentan, está cerrando los últimos temas pendientes, porque anda muy estresado y ha pedido una excedencia (hasta noviembre!!)

– Hola!! – saludo a Marte, que con sus técnicos y operarios parece ser el único que sigue trabajando aquí – ¿Qué ha ocurrido estos días? Porque para una semanita de nada que me ausento, al volver resulta que han desaparecido todos!!

– No han desaparecido, jaja… les he trasladado yo (y no lo digas muy alto, que está el Sol todavía en la obra, y no le ha gustado nada la idea de quedarse sin personal antes de tiempo)

– Pues vaya… con lo bien que me lo paso con Venus, que hasta es mi madrina de bautizo y nos entendemos perfectamente. ¿Por qué lo has hecho? ¿Por qué? ¿Por qué? (no me da vergüenza reconocerlo, llegados a este punto, estoy haciendo pucheros como una niña pequeña)

– Pues porque el informe de auditoría de Plutón es muy claro: entre unas y otros te están contaminando. Venus es muy suave, muy dulce: tan zen que de pronto te contagia, te hace verlo todo rosa, azul celeste, y de colores pastel… y esa eres tú, por supuesto, pero no “del todo” tú. Lo que dijo Plutón en el informe de auditoría fue precisamente eso: tu verdadera esencia no es suave en absoluto; recuerda que Venus y Luna fueron tus madrinas, pero el Sol, Plutón, Urano y yo somos tus padrinos (y eso de dulce y romántico, créeme, no tiene nada) Hay que hacer valer tus decisiones, “pase lo que pase, y pese a quien pese”. Por eso hemos decidido darte todo el poder de decisión directamente a ti.

Tendrás como asistentes a Escorpio, Sagitario y Capricornio, del departamento Comercial. Durante tres meses, estarán dedicados por completo a poner en orden tu casa y mostrarte al mundo. Y son ordenes del Director Júpiter, tu máximo benefactor, y el impulsor de todo el proyecto.

“Ya es hora de que todos puedan ver lo que llevas ocultando tanto tiempo, señorita. Y que se enteren de una vez de quien eres tú, la de verdad”
Y por cierto… llegas tarde a tu primera reunión como Directora de proyecto: te está esperando Escorpio en la cafetería, para conocerte, y empezar a trabajar…

 

Un comentario sobre “LA VISITA DE MARTE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s