27 de septiembre (víspera de la luna nueva)

Mi casa está asediada; no paran de entrar y salir operarios, jefes, técnicos, y hasta algún que otro mirón estelar que se para a cotillear (y por supuesto, a opinar) mientras Vesta y Palas, con el capataz Saturno al mando, van de un lado para otro dando órdenes a diestro y siniestro…

¿Sabéis lo que están haciendo? Con Saturno al mando, no se puede esperar otra cosa. No están instalando nada, están todo el rato !!desmontando!! Esto está roto, fuera. Esto no funciona, va fuera (Palas es como un sargento, todo eficacia) ¿Y ésto? Es verdad que no está roto, pero sé que en el fondo no lo quiere, y está aquí porque es una reliquia familiar, pero no tiene nada que ver con ella…. Fuera, que le voy a preparar algo muchísimo mejor (qué encanto es Vesta, cómo me alegro de tenerla en el equipo, es un amor).


Pero en fin: a mi lo de los desmontajes, me estresa bastante. Y llevo toda la semana “tocada” con los ejercicios de Quirón; que si el juego del espejo, que si mírate a ti misma, que si viaja al interior…
Por un momento, me ha entrado pánico cuando Vesta ha decidido llevarse también los muebles de mis abuelas. Y sí, son de mi vieja narativa, cuestión de apegos y miedos, lo sé perfectamente; pero si cada cosa que “pienso que quiero” se van a poner a analizarme a ver si es “porque la quiero” o “porque creo que la quiero”, o porque “los demás me han convencido de que la quiero, y en realidad no”… me volveré completamente loca, a lo gato de Chesire.
Y estamos de fin de semana, un poco de por favor…


Decidí marcharme al bar de enfrente, a ver la jugada desde la barrera. Y ni con esas me libré, que sentado en la primera mesa, estaba nada menos que Júpiter. Se ha reído al ver mi cara de agobio…


– Va, venga, sientate, que te invito a tomar algo, pobre… Sabemos perfectamente que te estamos fastidiando, y que llevas un mes terrible de trabajo, con tanta prueba, tanta medición, y tanta dinámica de introspección; pero aunque aún no lo puedas ver, a partir de diciembre, con la distancia, te darás cuenta: estás aprendiendo, avanzando, sellando acuerdos de crecimiento duraderos. Y ahora tienes más claro lo que quieres, puedes manifestar tu intención, y sin dudar.

Es justo lo que necesitabas: hacer inventario y limpiar, para empezar de una vez a ILUMINAR.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s